miércoles, 13 de enero de 2016

LA VERDADERA HISTORIA DEL REY TUT

La verdadera historia del rey Tut desvelada por la genética

Un equipo de científicos desplazados hasta Egipto ha empleado técnicas genéticas vanguardistas para revelar el parentesco del famoso faraón Tutankamón, la enfermedad que sufrió y que probablemente no murió asesinado. Los descubrimientos del estudio se han publicado en la revis...
La verdadera historia del rey Tut desvelada por la genética
Un equipo de científicos desplazados hasta Egipto ha empleado técnicas genéticas vanguardistas para revelar el parentesco del famoso faraón Tutankamón, la enfermedad que sufrió y que probablemente no murió asesinado. Los descubrimientos del estudio se han publicado en la revista Journal of the American Medical Association (JAMA).

La fascinación que ha despertado el «rey niño» Tutankamón no ha hecho más que aumentar desde que el arqueólogo británico Howard Carter descubriera su tumba en 1922. Las incógnitas sobre su corta vida, la identidad de sus progenitores y la razón por la que murió tan joven no habían tenido respuesta hasta ahora.

El equipo de investigación, dirigido por el Dr. Zahi Hawass del Consejo Superior de Antigüedades de Egipto, dedicó dos años a examinar la composición genética de dieciséis momias en un laboratorio de investigación de ADN (ácido desoxirribonucleico) de El Cairo mediante las técnicas más modernas.

El trabajo dio sus frutos y ahora pueden afirmar que el padre de Tutankamón fue el faraón Akenatón, cuyo cuerpo momificado se encontró en una tumba del Valle de los Reyes en la ribera occidental del Nilo. Una momia conocida como la «mujer joven», descubierta en una tumba cercana junto a otra mujer mayor, parece ser la madre del rey niño.

Esta es la primera vez que unos científicos han logrado practicar análisis genéticos forenses y radiológicos exhaustivos en momias. El profesor Albert Zinc, miembro del equipo de investigación y antropólogo de la Academia Europea de Bolzano (EURAC, Italia), afirmó: «Con este proyecto hemos logrado acceder a una dimensión completamente nueva de la egiptología molecular y médica.»

Para esclarecer el linaje de Tutankamón, los científicos extrajeron muestras de tejido óseo de once momias emparentadas con el faraón y de otras cinco que no guardaban ningún parentesco. Esta ardua tarea, la obtención del ADN y la compilación de las huellas genéticas tardaron dos años en completarse.

«Repetimos los análisis varias veces y los reprodujimos en un segundo laboratorio independiente», afirmó el Dr. Carsten Pusch de la Universidad de Tubinga (Alemania). «Seguimos este procedimiento para descartar cualquier tipo de contaminación o mezcla con ADN actual.»

La buena conservación del ADN de las momias es sorprendente, lo cual atribuyen los autores a las técnicas especiales de embalsamamiento empleadas exclusivamente en faraones y realeza.

El ADN permitió a los científicos identificar cinco generaciones de ancestros de Tutankamón y desvelar varias de sus enfermedades, como osteonecrosis en su pie izquierdo, una enfermedad ósea rara que le habría dificultado caminar. Este descubrimiento explica la cantidad de bastones descubiertos en su tumba.

Existen muchas hipótesis sobre la muerte precoz de Tutankamón, entre las que se incluye el asesinato, pero el equipo de investigación desveló que es muy probable que pereciera a causa de la malaria. «Parece ser que Tutankamón padeció una de las formas de malaria más graves, la malaria trópica», informó el Dr. Pusch. «Esta afección, en combinación con la necrosis ósea, podría haber causado su fallecimiento.»

En referencia a su trabajo, el profesor Zinc y el Dr. Pusch, ambos expertos en momias egipcias, afirmaron: «Ha sido una verdadero privilegio poder realizar estos experimentos extraordinarios, que nos han permitido resolver el misterio de un siglo de antigüedad sobre el linaje del famoso faraón Tutankamón. Pero nuestra investigación no se detiene aquí; nuestro próximo proyecto será Nefertiti. Hemos trasladado nuestra investigación a un nivel completamente nuevo e inexplorado hasta la fecha.»

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada