lunes, 5 de marzo de 2012

Artes y ciencias de los egipcios

Como parte del culto funerario, los egipcios construían imponentes sepulcros para enterrar a los faraones. Junto al féretro se dejaban numerosos elementos materiales que ayudarían al faraón a llevar una vida de ultratumba confortable y libre de sufrimientos. Las tumbas de los familiares y funcionarios se levantaban alrededor de la del faraón, formando auténticas ciudades, siempre ubicadas en la margen occidental de Nilo.


Templo funerario de la reina Hatshepsut y tumba del

faraón Mentuhotep, cercano a la ciudad de Tebas

Se edificaron tres tipos de tumbas diferentes:

w Mastabas: Edificios cuadrangulares cuya parte superior tiene forma de pirámide escalonada truncada. Estaba formadas por varias habitaciones y rodeada por otras construcciones y templos. En el centro se ubicaba la cámara funeraria.
w Pirámides: Se construyeron en piedra para sepultar a los faraones durante el Reino Antiguo y Medio.
w Hipogeos: Durante el Reino Nuevo, las pirámides fueron reemplazadas por tumbas excavadas en la roca, en las laderas del valle de los reyes, cerca de la ciudad de Tebas. Los templos funerarios se construyeron separados de los hipogeos.

Dentro de estos edificios, la habitación principal era la cámara funeraria. Allí se depositaba el sarcófago que contenía el cuerpo embalsamado. Las paredes y otros elementos que se enterraban con el faraón contenían numerosas inscripciones religiosas y grabados, pinturas describiendo la vida del muerto y ritos que asegurarían su mejor vida de ultratumba. En la época correspondiente al Reino Nuevo, los ritos y otras inscripciones se escribían en papiros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada