viernes, 7 de diciembre de 2012

Meryra Pepy

Meryra Pepy, o Pepy I, es el tercer faraón de la dinastía VI de Egipto, de c. 2310 a 2260 a. C. (von Beckerath).
Denominado Meryra en la Lista Real de Abidos y Pepy en la Lista Real de Saqqara. El Canon Real de Turín le atribuye un reinado de veinte años. Manetón lo llama Fiós, y le asigna 53 años de reinado, según Julio Africano.

Índice

Biografía

Su llegada al trono no ocurre inmediatamente después de la muerte de su padre Teti, que es asesinado, según Manetón. Los historiadores discrepan sobre el papel desempeñado en la sucesión por Userkara, personaje que ocupa algún tiempo el trono entre la muerte del padre y la llegada de su hijo.
Es quizá un usurpador que aprovecha de la poca edad de Pepy I para intentar quitarle el trono. Algunos, sin embargo, aventuran la hipótesis de que es un corregente elegido por la reina-madre Iput para garantizar una interinidad sin conflictos, mientras el príncipe heredero alcanza la edad de ejercer el poder.
Pepy I se casó sucesivamente con las dos hijas del nomarca de Abidos, Jui. Tiene con ellas dos hijos que serán faraones: Merenra I de Anjesenpepi I y Pepy II de Anjesenpepi II.
Soberano enérgico y emprendedor, reinará más de medio siglo. Algunos textos describen una conspiración contra él en la que estaba implicada una de las mujeres del rey, Amtes. Fracasó, y Pepy confió el asunto a Uni.

Política interior

El reinado de Pepi I no indica ruptura con la estable época que Egipto conocía desde los inicios del Imperio Antiguo. Apoyado por ministros competentes y eficaces, como el célebre Ueni, que nos dejó su biografía en su tumba de Abidos, el faraón sabe garantizar seguridad y prosperidad a su pueblo.
Sin embargo, en tiempos de Pepy I se va a incrementar el poder y autonomía de los altos funcionarios provinciales, iniciada durante la dinastía V. Los altos cargos, en particular los de nomarcas, tienden a convertirse en hereditarios bajo la presión de sus beneficiarios.
El peso político creciente, frente al poder real, de los linajes de altos funcionarios está ilustrado por el matrimonio del faraón Pepy I, que para consolidar su poder sobre el Egipto Medio, se casa con dos hijas de Jui, poderoso noble de la ciudad de Abidos. El hijo de éste, Dyau, será el visir de Pepy II.
Además Pepy I debe conceder a algunas grandes instituciones religiosas del país privilegios de inmunidad que los exima de las contribuciones al fisco real. Decretos reales de este tipo, promulgados bajo la presión de los pujantes poderes locales, debían multiplicarse bajo los sucesores de Pepy I, debilitando seriamente la autoridad faraónica.

Política exterior

Fuera de Egipto, se organizan varias expediciones militares contra los Aamu, tribus de beduinos que amenazan la frontera nordeste del reino, en el Sinaí y al sur de Canaán.
Las relaciones comerciales entre el reino y los países extranjeros (Nubia, Biblos) siguen siendo florecientes. Pepy I organizará campañas, no solamente a estos lugares, también llegarán hasta Ebla, al norte de Siria.

Testimonios de su época

Edificios

Decretos

Inscripciones de expediciones

  • Inscripción en Uadi Maghara
  • Varias inscripciones en Uadi Hammamat, mencionando la primera Fiesta Sed del rey
  • Inscripción de expedición en Hatnub, fechada en el año 25 mencionando la primera fiesta Sed del rey
  • Inscripción (con el nombre Nefersahor) en Tumas (Nubia)

Estatuas

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada