jueves, 9 de febrero de 2012

Hallazgos del Egipto antiguo en Australia

Egipto fue en su momento toda una potencia política, económica y militar, y dispuso de todo tipo de recursos, bien propios o de pueblos satélites como los fenicios, cartagineses o griegos para realizar grandes expediciones a distintos puntos geográficos del planeta. Pero, ¿hasta dónde llegaron sus límites?

En una de las obras de la literatura egipcia ,“Relato del náufrago” se habla de las aventuras de un marinero que naufragó cuando se dirigía en su barco a recoger minerales de territorio nubio. La expedición estaba formada por 120 marineros y las medidas del navío eran 60 metros de eslora por 20 de manga. Ello nos da una idea de la magnitud de las expediciones llevadas a cabo por los egipcios.
Pues esta aventura literaria, bien pudo haberse repetido durante la IV Dinastía durante el Antiguo Imperio, y podría dar explicación al conjunto de jeroglíficos ubicado en un lugar tan alejado de los antiguos egipcios como es Australia. En concreto en El Parque Nacional del Valle del Cazador, al norte de Sidney. Sobre las rocas de un monte se han encontrado más de 250 jeroglíficos egipcios, entre los que destaca en un cartucho el nombre de Djedf-Ra (Diodefre), hijo de Keops y nieto de Snefru. En estos jeroglíficos se narra la aventura de una expedición al mando de Djes-Djes-Eb, que junto a su tripulación naufraga en tierras extrañas.
jeroglicos-en-Australia
Pero, aquí no acaba el misterio, que nos podría hacer pensar en un hecho absolutamente aislado. Otros hallazgos de objetos de origen egipcio se han realizado en la geografía australiana. Veamos algunos de ellos:
  • En Queensland fueron encontrados escarabajos sagrados egipcios y la estatua de un babuino, desconocidos en este lugar y al que los egipcios usaban para representar al dios Thot.
  • Otra de estas fue localizada en Leura, en las Montañas Azules de Nueva Gales del Sur. En este mismo lugar, se encontró un amuleto de ámbar con forma de obelisco y extrañas inscripciones. Expertos del Museo de Departamentos de Minas dictaminaron que el amuleto era egipcio y que su antigüedad alcanzaba los 5.000 años.
  • En una cueva de Tierra de Arnhem existe el dibujo de un Ojo de Horus, e incluso en el Museo de Katoomba se pueden ver diferentes monedas localizadas en distintos punto de Australia de origen egipcio y romano.
  • Dos estatuas de hombres con claros rasgos semíticos fueron halladas junto al Río Hawkesbury en Nueva Gales del Sur.
  • En el Museo de Perth se puede ver un plato descubierto en 1972 de origen fenicio, donde aparece una estrella de David junto a caracteres fenicios y egipcios.
  • La “Piedra Tjuringa”, encontrada en Australia central, es una copia idéntica de como los antiguos egipcios representaban el símbolo de Aton (el Sol) allá sobre el año 1.000 a. C.
También en el propio Egipto podemos hallar huellas que nos indican que en algún momento de la historia los pobladores de Egipto visitaron Australia.
  • En 1.984 se encontraron fósiles de canguros cerca del Oasis de Siwa.
  • En la necrópolis de Sakkara, en el conjunto funerario del Faraón Unas (VI Dinastía), se han localizado escenas de caza de distintos animales, entre los que aparecían canguros.
canguro-egipto
  • También en Tell-Amarna se han encontrado dibujos de estos animales.
  • Presencia de boomerangs en relieves egipcios que ya en su momento aparecieron físicamente en la tumba de Tutankamon. El origen egipcio de este increible artefacto, unido a la más que posible llegada de éstos a tierras australianas, explicaría que tribus australianas de la edad de piedra sean poseedores de un instrumento aerodinámico extraordinario.
boomerangs-egipcios
Pero el misterio no acaba aquí, ya que avanzando aún más en esta teoría de contacto Egipto-Australia en la antigüedad, tenemos los testimonios que hablan de la existencia de piramides en tierras australes. Naturalmente esta posibilidad ha sido completamente desechada por los arqueólogos.
Una de las más famosas pirámides se puede localizar en Gympie, al norte de Queensland, una construcción escalonada de unos 40 metros de altura, dónde se encontraron numerosas piezas con representaciones de escarabajos sagrados y la estatua de uno de los babuinos a los que hacíamos referencia anteriormente.
Otra de estas construcciones piramidales más famosas se localiza cerca de Port McQuarie, en Nueva Gales del Sur. Para su construcción se emplearon bloques de piedra que en algunos casos alcanzaban las 40 toneladas. También cerca de Gordonvale, al sur de Cairns existe otra construcción de tipo escalonado.
Según las tradiciones aborígenes, esta y otras construcciones megalíticas existentes en toda Australia fueron realizadas por una raza de gigantes en la antigüedad y, curiosamente, se han encontrado huellas de pisadas fósiles de un tamaño gigantesco de fisonomía humana en estratos de esquisto en las Montañas Azules, Nueva Gales del Sur.
Sin embargo, y a pesar de esta gran cantidad de pruebas, las teoría que hablan de este contacto entre Egipto y Australia son completamente ignoradas y desechadas por la Arqueología Oficial. Cada cual que saque sus conclusiones al respecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada