sábado, 1 de septiembre de 2012

El poder del faraon


El poder del faraón

Los egipcios creían que gracias al faraón crecían las cosechas, vivía el ganado, se mantenía el orden de las estaciones y el Nilo, en el momento adecuado, crecía e irrigaba las tierras agrícolas haciéndolas fértiles. Pensaban que sus reyes eran invencibles porque poseían poderes divinos. Pero cuando el faraón se convertía verdaderamente en dios era cuando moría. Por eso sus tumbas eran tan importantes y también servían como templos para dar culto al rey divinizado, que desde el Más Allá seguía cuidando de Egipto y de sus habitantes. El poder del faraón gracias a la religión era muy grande, y resultaba difícil que se dudase de él. A pesar de la estabilidad que caracterizó a la sociedad egipcia durante más de tres milenios, también hubo revueltas, faraones destronados y épocas con muchos reyes que combatían entre ellos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada