miércoles, 9 de enero de 2013

LA RELIGION EN EL ANTIGUO EGIPTO

La religión ocupa un lugar importante en la civilización faraónica. Se la puede considerar bajo dos aspectos: el culto divino propiamente dicho y la religión funeraria . Los dioses del Antiguo Egipto presentan formas muy complejas y extrañas, mitad animales, mitad humanas. 
Muchos de los dioses egipcios representaban las fuerzas poderosas del mundo natural. La prosperidad de Egipto dependía de la diaria reaparición del sol y de la inundación anual del río , y estas fuerzas naturales (junto con otras) eran consideradas como dioses que eran necesario aplacar y estimular por el culto y el sacrificio. Los dioses iban con frecuencia asociados a ciudades particulares. Probablemente esto se remonta al periodo prehistórico, cuando Egipto era una serie de comunidades individuales. Cuando éstas se unieron para formar más vastas unidades políticas, sus divinidades locales fueron adquiriendo también gradual importancia a escala nacional. El dios Amón, por ejemplo, originario de la ciudad de Tebas, vino a ser una especie de dios nacional que protegió y guió a la nación durante el Nuevo Imperio, cuando Tebas era la sede central de la familia reinante. 
También el faraón era a veces considerado como un dios y a él dirigían sus miradas. La monarquía divina constituía el centro dinámico unificador del Egipto antiguo. Se atribuía al dios solar el haber sido el primer monarca en los tiempos primitivos, y el faraón era su hijo, su imagen y su encarnación física. Por sus títulos formales el faraón era el compendio vivo de cuanto de divino había en el Valle del Nilo, y en su personalidad compleja abarcaba los atributos de todos los dioses en él encarnados. En teoría, era él el sacerdote de cada templo y cada dios, aunque en la práctica se viese obligado a delegar sus funciones sacerdotales en los miembros del clero local, que en calidad de vicarios suyos oficiaban en su nombre y personificaban a los dioses en las diversas ceremonias. También los animales constituyen un aspecto interesante de la religión egipcia, aspecto que variaba según el lugar y el tiempo. En algunos casos, todos los animales de una determinada especie fueron considerados sagrados y fueron momificados y sepultados en grandes monumentos: babuinos, cocodrilos, ibis e incluso gatos y perros. En otros casos un animal particular era elegido como encarnación de un dios.

Panteón. Los principales dioses del antiguo Egipto son: 
AMÓN : Rey de los dioses, divinidad protectora de los faraones. 
ANUBIS : Dios de la muerte, guardián de las tumbas y de los cementerios. 
ATÓN : El sol. Por breve tiempo fue el dios principal y único. 
HATOR : Diosa celeste, que más tarde se convirtió en diosa vaca, diosa del amor y de la danza, señora del averno y de las estrellas. 
HORUS : Dios del bajo Egipto. El dios cielo. 
ISIS : Reina de los dioses, la gran diosa madre, diosa de las cosechas y de la fertilidad. 
THOT : Dios luna, después dios de la ciencia y de la sabiduría, el inventor de la escritura. 
OSIRIS : Dios de la fertilidad y de la vegetación; más tarde dios supremo de Egipto con Re y Dios de los muertos. 
SEBEK : Dios del agua, a veces la personificación del mal y de la muerte. 
PTAH : Dios de los muertos, creador y dios de la fertilidad. 
SETH : Dios de la tempestad, violento y peligroso, asesino de Osiris. 
RE : Dios solar, el gran dios del estado del antiguo Egipto, rey de los dioses, padre de la humanidad y protector de los faraones.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada