miércoles, 21 de diciembre de 2011

La descubierta del reino de los faraones negros

Nubia era perfectamente conocida del mundo antiguo.Llos Griegos llamaban a este país, ubicado al sur de Egipto, Etiopía, es decir el país de las "caras quemadas" (por el sol). Herodote, Diodore, Strabón, Dion Cassius y Plino describen también el país, ya citado en la Biblia : "chambelán y alto dignitario de Kandake, reina de Meróe vino a Jerusalem a rezar, pués se volvió". Más tarde, varios autores cristianos describiron la cristianización de Sudán (siglo VI).

En el período moderno, es James Bruce quién, en 1772, identifica la antigua Meróe en el vasto campo de pirámides de Begrawija. En 1821, Mehemet-Ali envia sus tropas a Sudán para aplastar los últimos Mamelucos y aprovecha , para apoderarse, de Sennar y del reino de Fundj. Esta expedición realiza un aporte significativo para la descubierta de la antigua Nubia, pues entre los soldados se encontran antiguos mercenarios europeos, avantureros interesados por las ruinas y los tesoros, los cuales establecen los primeros documentos y efectuan las primeras exploraciones.

El más importante entre estos precursores de la arqueología nubia es el francés Frederic Caillaud, cuya obra mayor, publicada en 1826, continua siendo insustituible gracias a las menciones y ilustraciones que presenta de numerosos sitios hoy destruidos. En el mismo tiempo, ocurren los viajes de Linaut de Bellefonds, Waddington, Janbury, Hoskins y Lord Prudhoe. En 1834, Giuseppe Ferlini alcanza Meróe y descubre el tesoro de la reina Amanishakheto.

El auge de la investigación arqueológica en Sudán, en el siglo XIX, es constituido por la expedición prusiana de Richard Lepsius, durante la cual, de 1842 hasta 1845, fueron registrados casí todos los monumentos todavía visibles, hasta Sennar.

Las investigaciones se interrumpen en la segunda mitad del siglo XIX. Tendremos que esperar el fín de la rebelión del Mahdi (1881-1898) y la conquista del país por las fuerzas inglesas y egipcias para que los arqueólogos - casí exclusivamente ingleses en primer lugar - vuelven a pisar el camino de Nubia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada