lunes, 30 de enero de 2012

El Faraón Merneptah

Una de las predicciones más intrigantes hechas por el Corán concierne al Faraón de Egipto, llamado Merneptah, hijos de Ramsés II. De acuerdo a la historia, este rey se ahogó durante la persecusión de Moisés (la paz este con él) en el mar rojo. Cuando el Corán fue revelado, la única mención hecha acerca de este Faraón se encontraba en la Biblia, la única referencia que se tiene de que se ahogo se tiene en el libro del Exodo:


" y las aguas regresaron, y cubrieron los carruajes, y los jinetes, y todos los huéspedes el Faraón ingresaron al mar después de ellos; nadie permaneció." (Exodo 14:28)


Sorprendentemente, cuando todo el mundo sabía que el Faraón se había ahogado, el Corán produjo una revelación :


" Hoy arrojaremos tu cuerpo a tierra firme con el fin de que sea un signo para los que vengan después de ti." (Corán 10:92)


¿Cómo pudo ser parecer extraordinariamente este verso cuando fue revelado? En ese momento nadie sabía que el cuerpo del Faraón se encontraba intacto, y fue cerca de 1,400 años antes de que este hecho apareciera a la luz. En 1898, el profesor Loret, fue la primera persona que encontró los remanentes momificados del Faraón que vivió en los días de Moisés (que la paz este con él).



Durante 3,000 años, el cuerpo permaneció envuelto en una hoja en la Tumba de Necrópolis en Tebas donde Loret lo encontró y fue sujeto a una examinación científica. En 1912 publicó un libro titulado " Las Momias Reales". Su trabajo demostró que la momia que encontró era la del faraón que conoció Moisés, el cual resistió sus súplicas, y lo persiguió y durante esta persecución perdió la vida. Sus restos terrenales fueron salvados mediante la voluntad de Dios , para que se convirtieran en un signo al hombre, como esta escrito en el Corán. En 1975, Dr. Bucaille, realizó una examinación detallada de la momia del Faraón la cual había sido llevada al Cairo. Sus hallazgos lo llevaron a escribir en su asombro y aclamación:

" Aquellos que buscan en datos modernos las pruebas de las Escrituras Sagradas encontrarán una ilustración magnífica en los versos del Corán en relación al cuerpo del Faraón cuando visiten el Cuarto de la Momias Reales del Museo Egicio en el Cairo."


En el siglo siete DD.C. , el Corán asertó en el hecho del que el cuerpo del Faraón se preservó como un signo para el hombre, pero no fue hasta el siglo diez y nueve que se realizó el descubrimiento concreto que prueba esta predicción. ¿Qué otra prueba se necesita a parte del Corán que es el libro de Dios ? Ciertamente no hay ningún otro libro como este, entre los trabajos del hombre.


"Hicimos que los hijos de Israel cruzaran el mar y Firaún (Faraón en árabe ) y sus ejércitos los persiguieron con hostilidad e injusticia, hasta que al ver que las aguas lo ahogaban, dijo: Creo que no hay otro dios sino Aquel en el que creen los hijos de Israel y soy de los que se someten. ¿Ahora?, ¿cuando antes desobedecías y eras de los corruptores? Hoy arrojaremos tu cuerpo a tierra firme con el fin de que sea un signo para los que vengan después de ti." ( Corán 10:90-92)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada