martes, 24 de enero de 2012

Tierra de Faraones

No voy a cometer el craso error del triunfito almeriense David Bisbal al compadecerme de los egipcios,que por culpa de su primavera de nunca acabar, ven mermado su turismo,primera fuente de ingresos del país de los faraones.Admirar los restos de sus antiguos monumentos,desde la enigmática esfinge hasta los tesoros de Tut-Ank-Amón que tan celosamente guarda en el Museo de antigüedades egipcias de El Cairo el Indiana Jones cairota el doctor Sahi Hawas.Han vuelto a la plaza Tahrir descontentos de cómo "no evoluciona" su democracia.La junta militar quiere seguir controlando la situación del país entre el descontento de la población más joven,que dicha sea la verdad,no sabemos hacia dónde apunta,si a una democracia más occidental o a un fundamentalismo islámico.(Por las imágenes que nos llegan de allí,no parece muy alentador el panorama,la mujer sigue sin tener voz ni voto). Grecia también ha padecido recientemente y por otros motivos la violencia hacia su turismo,con las huelgas salvajes provocadas por la crisis europea.Han vuelto a temblar las columnas del Partenón,y las ruinas milenarias han sido mucho más ruinonas,pues ha dejado de generar beneficios.Pero con el devenir del tiempo el problema se agrava en los países islámicos,donde por lo visto,el remedio va a ser peor que la enfermedad.Me viene a la memoria los días en que fué depuesto el Sha de Persia,Mohamed Rezah Palevi y triunfaron los ayatolahs.Lo mismo puede suceder con la marcha de EEUU de la antigua Babilonia.Porque lo más "democrático" a lo que aspiran de cara a la galería,es a gobernar con los Derechos universales del hombre en una mano y en la otra el Corán.Aunque ahora,en España,con el nuevo gobierno,cierto fundamentalismo puede que se vuelva a instalar entre nuestros gobernantes,a saber, el tema del aborto,la educación religiosa,la cuestionada unión entre personas del mismo sexo...El mundo árabe está en continua ebullición,tratando de poner orden en el caos generado por las dictaduras que han padecido.Esperemos,que triunfe la  razón y no la intolerancia ni el fundamentalismo,que sólo producen odio y es el germen de las guerras.Rafa Gassent.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada